post

CD Bupolsa 1-1 Burgos Promesas 2000

Árbitro: Calleja Castrillo

Tarjetas amarillas: Los locales Ramiro, Isra, Garcés, Portal y Gasco; y los visitantes Hinojosa y Caramelo

Tarjetas rojas: No hubo.

Goles:  0-1, min. 21: Óscar Vázquez, 1-1, min. 60: Moyano

Seat Arlanzón Motor: Lisardo, Pablo, Portal, Moyano, Sergio Esteban, Gasco, Gallo (Diego, min. 70), Isra (Gabri, min. 88), Garcés (Marti, min. 91), Ramiro y Manzano.

Universidad  Isabel I: Álex, Caramelo, Casado (Dani Gallardo, min. 79), Óscar Vázquez, Julio, Gabri, Barahona, Mota, Cortés, Hinojosa (Joya, min. 67) y Dava (Cerezo, min. 86).

El Seat Arlanzón Motor y el Universidad Isabel I empataron a uno en un derbi burgalés igualado, con poco fútbol y en el que escasearon las ocasiones en ambos bandos. En la primera parte se adelantaron los naranjas con un remate de cabeza de Óscar Vázquez. Ninguno de los dos equipos creó excesivo peligro y el juego estuvo muy trabado por las continuas interrupciones.

En la segunda mitad mejoraron en ataque, aunque fue el Bupolsa quien se hizo con el control del juego, logrando el empate por medio de Moyano. Ambos conjuntos gozaron de varias ocasiones para lograr la victoria en la parte final, pero nadie rompió el empate.

Los primeros compases del partido fueron dominados por el Universidad Isabel I, que tuvo el control del balón, aunque no se acercó a la meta de Lisardo. El Seat Arlanzón Motor resistió pacientemente la presión de su rival y generó peligro en contragolpes o internadas por banda.

La primera ocasión de los naranjas llegó en las botas de Hinojosa, con un disparo alto desviado. Los locales no tardaron en responder y Garcés lo probó en una jugada individual en velocidad que no logró culminar con precisión. A raíz de este primer acercamiento el Bupolsa ganó metros y control sobre el juego.

Con el encuentro igualado y sin que ninguno de los dos equipos se acercara en exceso a la meta rival, el Isabel I se adelantó en el marcador en el minuto 21. Un lanzamiento de falta de Cortés casi desde el centro del campo no fue rematado por ningún jugador, algo que aprovechó Óscar Vázquez, quien apareció en segunda línea para anotar el primero. El central visitante se encontró el esférico y, aprovechando el bote alto del esférico, anotó con un suave remate de cabeza.

Tras el gol, el juego se volvió más brusco e interrumpido a raíz de las faltas de ambos equipos, lo que caldeó pronto el ambiente del derbi. Poco a poco, el Burgos Promesas recuperó el dominio del juego y pudo anotar en un centro impreciso de Barahona que no llegaron a rematar los delanteros naranjas. En la recta final de la primera parte lo intentó de nuevo el goleador Vázquez, pero su disparo salió muy desviado por encima del larguero.

Los blancos tuvieron sus mejores minutos hasta el momento antes del descaso y se acercaron, sin éxito, a la portería de Álex. Tanto Gallo como Pablo lo probaron desde lejos, pero sus lanzamientos no acabaron entre los tres palos. Tras el paso por vestuarios el Seat Arlanzón Motor lo continuó intentando por medio de Garcés, uno de los más activos del conjunto local. La posesión se mantuvo del lado Bupolsa, quien encerró a los naranjas en su campo. Pese a ello, Óscar Vázquez lo intentó de nuevo con otro remate de cabeza.

Cuando se cumplía el cuarto de hora de la segunda parte, la insistencia de los de Jairo de la Riva tuvo premio y lograron el empate a balón parado. Un centro botado desde la izquierda por Manzano encontró a Moyano como rematador. El central, libre de marca, golpeó el esférico con un testarazo y anotó el empate.

Este resultado no valía al Isabel I, por lo que ganó metros e introdujo desde el banquillo a hombres de ataque como Joya. Con el partido igualado, ambos equipos aumentaron el ritmo del juego y dispusieron de ocasiones para anotar el tanto de la victoria. El Burgos Promesas lo intentó por medio de Caramelo, con un disparo cruzado desde banda derecha. Tras ello, el árbitro anuló un tanto a Óscar Vázquez por fuera de juego.

Los locales aprovecharon su velocidad y pudieron lograr el gol de la remontada, pero Garcés y Gallo no se entendieron en un contraataque en superioridad. Posteriormente fue Isra quien pudo anotar el 2-1, pero Óscar le arrebató el balón que le había centrado por bajo Pablo. Manzano también lo intentó, pero su disparo no tuvo puntería. Pese al aumento de las aproximaciones en la parte final, ninguna de estas llegaba a inquietar a Lisardo y Álex.

Jairo de la Riva dio entrada a Diego, quien mejoró el apartado creativo del equipo con conducciones rápidas en el centro del campo. Los visitante dispusieron de la última ocasión en el tiempo de descuento con un centro cerca del córner, pero la defensa despejó el balón y no pudo rematar Gabri, quien no gozó del protagonismo de choques previos.

El partido finalizó con empate, lo que sitúa al Arlanzón Motor 11º con 34 puntos, mientras que el Isabel I es adelantado por el Numancia B y cae a la cuarta posición con 55 puntos.

Fuente: El Correo de Burgos

post

Gimnástica Segoviana 2-1 CD Bupolsa

La Gimnástica se abona al sufrimiento para sacar adelante los partidos. El tremendo desgaste de la semana con tres encuentros pudo costarle caro al equipo de Manu González, asolado por las ausencias, si no fuera porque Astray y Conde marcaron las diferencias con dos goles que a la postre dieron la victoria ante un combativo CD Bupolsa, que tan solo encontró el marco de Christian una vez, consiguiendo alojar el esférico en la portería azulgrana. Con el triunfo la Gimnástica le muerde dos puntos a la renta del Zamora que empató en Becerril, y mantiene la distancia con los perseguidores que sacaron adelante sus partidos.

Una vez más se encontró Manu González con dificultades para conformar el once al no poder disponer de 18 efectivos con los que completar la convocatoria. A Borrego, Abad y Calleja – bajas seguras a priori – se unió a última hora Segio Arévalo con fiebre. Dani Arribas y Gómez, que empezaron desde el banquillo tampoco estaban en la mejor de las condiciones, aunque al salir al campo ambos olvidaron su cansancio muscular y lo dieron todo para apoyar a sus compañeros.

El Bupolsa fio sus opciones a unos primeros minutos en los que la Segoviana no terminó de hilvanar su juego, oportunidad que aprovecharon los burgaleses para buscar transiciones con cierto peligro, que no llegaron a inquietar a Christian. La zaga local, con Adrián, Rui, Viti y Rubén se bastó para solventar las posibilidades en ataque del Bupolsa, con Garcés y Manzano como jugadores más destacados de tres cuartos para adelante. En el ecuador del primer parcial, la Gimnástica ya había inclinado el terreno hacia la portería de Lisardo, que con actuaciones algo extravagantes solventaba el peligro como podía. Nada pudo hacer el cancerbero del Bupolsa ante un remate en plancha de Astray a buen servicio de Ivi desde la izquierda. Gran partido de brega del segoviano, que acabó el choque agotado y con una contractura fruto de su descomunal despliegue. Con la ventaja en el marcador para los azulgrana, el partido fue cayendo en una pequeña atonía que llevó a los contendientes a vestuarios, no sin antes contabilizar otro par de acercamientos peligrosos de los gimnásticos a la portería burgalesa.

En la segunda mitad, la Segoviana salió con ganas de sentenciar, y bien pudo hacerlo gracias a una falta indirecta dentro del área después de una cesión. Hasta tres disparos a bocajarro encontraron respuesta en el muro burgalés, y el peligro quedó en nada. No ocurrió lo mismo instantes después, cuando un saque de esquina mal ejecutado por los locales se convirtió en una transición vertiginosa que acabó con el gol del Bupolsa, anotado por Isra. Mucho premio para los visitantes, y la sombra de la carga de minutos sobrevalolando el ánimo de los locales. Y cuando la Segoviana apelaba más al corazón que a la cabeza, un gran disparo de Conde desde la frontal ponía por delante a la Gimnástica. Un espaldarazo para Conde, que premia una serie de partidos más que interesantes, y un suspiro de alivia para la parroquia gimnástica, cuantificada en algo más de 600 espectadores.

La semana concluye con siete puntos de nueve, lo que puede saber a poco teniendo en cuenta que el Zamora escapó vivo de La Albuera en el minuto 97. Pese a ello, la Gimnástica consolida la segunda plaza y comienza una serie de partidos como visitante que van a determinar su posición en la tabla. De momento el equipo de Manu González rendirá visita al Santa Marta el próximo fin de semana con la esperanza puesta en la recuperación de alguno de los jugadores en peor condición física después del desgaste muscular de los últimos días y de la gripe.

Fuente: Gimnástica Segoviana

post

Seat Arlanzón Motor 1-0 SD Almazán

SEAT ARLANZÓN MOTOR    1
ALMAZÁN    0

SEAT ARLANZÓN MOTOR: Lisardo, Pablo, Tomás, Moyano, Sergio Esteban, Gallo (Marti, min. 86), Gasco, Montejano (Isra, min. 64), Garcés (Diego, min. 77), Ramiro y Moyano.

ALMAZÁN: Alberto, Íñigo (Héctor, min. 77), Checa, Anto, Fatah, Santa (Medrano, min. 71), Elvi, Albitre, Pablo (Diego, min. 71), Edipo y Dani.

ÁRBITRO: Ruiz Aguado. Amonestó a los locales Sergio Esteban, Montejano, Ramiro, Tomás y Pablo; y al visitante Santa. Expulsó al visitante Santa.

GOL: 0-1, min. 74: Garcés.

El Seat Arlanzón Motor volvió a ganar como local, algo que no hacía desde la jornada 15, en la que venció a La Virgen del Camino. Ayer logró sumar los tres puntos ante el Almazán gracias a un tanto de Garcés de cabeza. Los de Jairo de la Riva fueron superiores y a base de generar ocasiones pudieron batir al guardameta local, que salvó varias claras.

Los primeros minutos fueron de tanteo entre dos equipos igualados en la clasificación en la parte cómoda de la tabla. Sin embargo, el dominio en la primera mitad fue claro de los burgaleses, quienes tuvieron las ocasiones más claras. Primero Montejano, con un remate de cabeza dentro del área, y después Sergio Esteban, con un disparo cerca de la portería, trataron de hacer el primero.

El Seat Arlanzón Motor se mostró muy bien plantado sobre el césped y llevó el mando del partido desde el inicio. Su delantero Garcés tuvo una ocasión clara en un mano a mano que despejó a córner Alberto. Unos minutos después fue Montejano quién pudo adelantar a los blancos con un disparo lejano que trató de sorprender al meta rival por alto.

El Almazán no se sintió cómodo y los burgaleses cortaron bien sus intentos de generar juego. La primera ocasión con peligro de los azules no llegó hasta la media hora de choque, en un lanzamiento de falta de Edipo que detuvo Lisardo por bajo. El Bupolsa bajó una marcha, pero siguió dominando la posesión y tuvo las llegadas más claras Ramiro lo intentó por banda izquierda, pero no tuvo precisión en el remate.

Los equipos llegaron al descanso con empate a cero y tras una jugada polémica que podía haber roto la igualdad. Un lanzamiento de Manzano dio en la mano de un rival dentro del área, pero el árbitro interpretó que la tenía pegada al cuerpo. En la segunda mitad la dinámica fue similar y el Seat Arlanzón tuvo la más clara hasta el momento en el primer minuto. En un córner botado desde parte derecha Sergio Esteban apareció como rematador, pero el portero rival detuvo el balón con una gran intervención.

La respuesta visitante llegó en una nueva falta lanzada por Edipo, la tercera del choque. Su disparo fue detenido por Lisardo, pero el balón quedó muerto en el área y Santa apareció para rematar solo ante el portero del Bupolsa, que detuvo de nuevo el esférico. Tras varios minutos de ida y vuelta, los azules pudieron adelantarse en un mano de Checa que, tras desbordar a Gasco, se plantó solo ante Lisardo, pero lanzó el balón de forma muy desviada.

Ambos equipos introdujeron cambios buscando un mayor potencial ofensivo y Jairo de la Riva apostó por Isra para romper la igualada. Cuando el encuentro entró en los últimos 15 minutos, un gran centro desde banda izquierda de Manzano fue rematado con fuerza por Garcés dentro del área para adelantar al Seat Arlanzón que lo había intentado con insistencia durante todo el choque.

El Almazán intentó sorprender en la parte final del choque con disparos de Albitre, Checa y Anto. El Bupolsa tuvo la sentencia en el 88 en un contragolpe. El recién ingresado Marti recibió un balón largo en línea de tres cuartos y puso un pase a la frontal para que Diego rematara a placer. Sin embargo, Alberto detuvo el balón con el pie e impidió el segundo.

Con el equipo visitante volcado en ataque, el propio portero pudo anotar de cabeza en un balón parado, pero no llegó a rematar por centímetros. Los burgaleses supieron mantener el resultado y consiguieron una importante victoria que les sitúa décimos.

Fuente: El Correo de Burgos

Copyright (C) 2018-2019 Club Deportivo Bupolsa