post

CD La Granja 0-2 CD Bupolsa

El CD La Granja sumó una nueva derrota -la décima- frente al CD Bupolsa (0-2), en un partido en el que prometía ser una pelea entre dos equipos que tienen por objetivo la permanencia pero terminó siendo una lucha sin espada dada la falta claridad de ambas plantillas. Sin embargo, el cuadro burgalés, sin ser superior, tiene la experiencia por bandera y una idea más pulida para solventar este tipo de duelos directos. Así lo hizo con un gol de David Manzano de penalti en la primera parte y otro de Guti en la segunda. Le faltó al conjunto de Miguel de la Fuente desparpajo en banda, generar un mayor volumen de ocasiones y consiguientemente peligro, efectividad de cara a puerta y controlar pequeños detalles a lo largo del choque. Todavía quedan bastantes partidos, pero las ocasiones para dar un golpe firme sobre la mesa para reaccionar se van consumiendo y con este resultado cae a la posición de colista.

Apenas transcurrieron unos segundos tras el pitido inicial y los locales pidieron un posible penalti a Jonan, que si hubiera sido en otro minuto probablemente el árbitro lo hubiera señalado. A partir de ese momento, los primeros trances fueron de plena disputa en la medianía del verde, sin un dominador claro ni un equipo que evidenciara la intención de llevar la batuta. Además, el estado del terreno de juego, un tanto embarrado y resbaladizo, contribuyó a que el planteamiento de ambos bandos no fuera precisamente el de sacar el balón jugado. De hecho, De la Fuente salió con tres defensas -Kike, Thanos y Pluma- más dos carrileros -Caño y Cuadri- con la firme intención de aprovechar la profundidad en banda y la verticalidad de sus hombres de arriba -Lázaro y Jonan-; renunciando a la canalización por el medio.

Conforme fueron pasando los minutos, el cuadro burgalés fue colocándose un punto por encima en cuanto a propuesta, aunque lejos de tener determinación. La encontró a raíz de un rebote, cuando Ramiro -el más destacado en el primer tiempo- colgó un balón y pegó en la mano de Pluma, y el colegiado decretó penalti. El lanzamiento lo transformó Manzano (0-1) y el guión del duelo cambió.

Le pesó el gol a la contra a La Granja, aunque Cuadri y Jonan llevaron peligro a los dominios de Lisardo. Aún sin precisión, pero sus ocasiones sirvieron de bálsamo para reconstruir el sistema. La más clara la tuvo Gabi de forma clamorosa justo antes del descanso.

Ya en la segunda parte, los dos equipos se mantuvieron con la misma dinámica. Más rotos en la medular, pero sin terminar de haber un claro dominador. El Bupolsa volvió a mostrar su experiencia en determinados momentos del encuentro y Manzano cobró una oportunidad de calado que detuvo Loren.

De la Fuente quiso reaccionar con la entrada de Peli en banda y quitó a Thanos en la defensa. Sin embargo, una inesperada contra a favor de los visitantes se convirtió en gol de Guti, que recogió un rechace de una ocasión de Garcés (0-2). El segundo para los burgaleses terminó de noquear a los locales.

Ya con más corazón que cabeza, el plantel granjeño tomó un cortó impulso y tiró de casta. Gabi y Velasco pusieron motor y Lázaro generó una oportunidad más, pero todo quedó en un atisbo. El Bupolsa se echó atrás y los locales se volcaron sobre el perímetro del rival, sin tino. Manejó los tiempos el equipo de Jairo de la Riva y el intento de los hombres de De la Fuente quedó difuminado. Finalmente los tres puntos pusieron rumbo a Burgos con el resultado definitivo de 0-2.

Deja un comentario